Top PeliculasSeries Torrent
Ready Player One Comienza el juego
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…

Calificacion 6.7
Género:

Acción/ Aventura/ Ciencia ficción

País:Estados Unidos
Duración:140 min.
Año:2018
Director:Steven Spielberg
Reparto:
Tye Sheridan, Olivia Cooke, Ben Mendelsohn, Mark Rylance, Simon Pegg, T.J. Miller, Hannah John-Kamen, Win Morisaki, Philip Zhao, Julia Nickson, Kae Alexander, Lena Waithe, Ralph Ineson, David Barrera, Michael Wildman, Lynne Wilmot, Carter Hastings, Daniel Eghan, Gem Refoufi

Ready Player One: Comienza el juego

Opciones de descargaServidorIdiomaTamañoContraseña
Descargar UtorrentLatino2.58 GB
Descargar MegaLatino2.25 GB
Descargar 1fichierLatino2.25 GB
Descargar TurbobitLatino2.25 GB
Descargar StreamtapeLatino1.38 GB

Año 2045. Wade Watts es un adolescente al que le gusta evadirse del cada vez más sombrío mundo real a través de una popular utopía virtual a escala global llamada “Oasis”. Un día, su excéntrico y multimillonario creador muere, pero antes ofrece su fortuna y el destino de su empresa al ganador de una elaborada búsqueda del tesoro a través de los rincones más inhóspitos de su creación. Será el punto de partida para que Wade se enfrente a jugadores, poderosos enemigos corporativos y otros competidores despiadados, dispuestos a hacer lo que sea, tanto dentro de “Oasis” como del mundo real, para hacerse con el premio. Ready Player One: Comienza el juego

 

Critica:

Si quieres ver esta película es porque las referencias a los 80s- 90s y la cultura gamer del tráiler te enamoraron. Y eso es precisamente lo que hace la película: lanza cual metralleta referencia tras referencia para generar nostalgia en el espectador pero carece de la sustancia necesaria para que vayan más allá de cinemáticas de videojuego vistas al azar en youtube.

Cuando las referencias a los ochenta toman el protagonismo, la película brilla. Hay una recreación de cierto escenario clásico que genera un chute de nostalgia fantástico… pero es eso, un chute que se acaba evaporando. La historia y los personajes no tienen la fuerza necesaria por sí mismos para generar interés. Incluso resultan molestos cuando lo que dicen o hacen te intenta distraer del torrente casi interminable de guiños y personajes que se pueden encontrar en los fondos. Es lo opuesto a lo que pasa en “Stranger Things” y “¡Rompe Ralph!”, donde la historia se sirve de la nostalgia para potenciarse y conectar más con unos personajes bien definidos.

La historia de amor es insultantemente simple. Y eso que las relaciones entre avatares-humanos y expectativas/realidad sugieren miles de cosas más interesantes que las migajas que da la película.

Pasa lo mismo con el marco de la historia. Un gran principio para una historia que conecta mucho con nuestro mundo actual pero que se queda ahí, al principio. Poco más se explora esa realidad donde el entretenimiento escapista es la única consolación de una humanidad conformista. Pero se nos dice que importa más que la virtual… aunque todo lo interesante pasa en la vida virtual comparado con las escenas del mundo real. Incluso parece que lo que se experimenta ahí llena más física y mentalmente a los protagonistas.

Spielberg nos trae una película visualmente vistosa pero que carece del corazón que hizo del material referenciado algo memorable para empezar. Una verdadera pena porque el escenario de la película sugiere más y podría haber dado para un verdadero clásico del cine.