background

Capitán América: Civil War

0
0 Votos
thumb Capitán América: Civil War

Después de que otro incidente internacional involucre a Los Vengadores, causando varios daños colaterales, aumentan las presiones políticas para instaurar un sistema que exija más responsabilidades y que determine cuándo deben contratar los servicios del grupo de superhéroes. Esta nueva situación dividirá a Los Vengadores, mientras intentan proteger al mundo de un nuevo y terrible villano. Tercera entrega de la saga Capitán América.

 

Critica:

Capitán América: Civil War es un dispositivo ideológico en el que todos los elementos (el montaje, la música, el guión, las batallas...) se disponen para justificar la política exterior intervencionista de Estados Unidos y para reconvenir a la población que cuestiona esta política y retira su apoyo a la patria, encarnada en el Capitán. Me sorprende que, hasta ahora, no haya visto ningún comentario al respecto, y que un discurso de legitimación tan obvio y plano de esta política esté tan bien considerado (7.2 de nota media en este momento) cuando, quiero pensar y espero, la política a la que respalda no tiene tanta adhesión.

El punto de partido es la intervención de los superhéroes en un país extranjero para detener a unos "malos". Su actuación acarrea muertes inocentes, y los héroes se enfrentan tanto a sus propias dudas sobre la moralidad de sus actos, como a la censura por parte de los representantes del Estado (William Hurt). Algunos de los argumentos enunciados son los siguientes:

- Entre los superhéroes, hay quien pone en entredicho la bondad de los objetivos conseguidos por las muertes injustificadas de inocentes que han causado. Sin llegar a cuestionar nunca que el motivo era bueno, se plantea que los medios no lo justifican, y que quizá haya que pasar a una estrategia menos beligerante y más diplomática.

- Desde las instituciones, se recrimina a los superhéroes que subestimen las consecuencias negativas de sus actos aunque los fines sean buenos, y se señala que sus acciones pueden hacer mucho daño y alejarlos de su objetivo, pese a que no se lo parezca (alusión explícita a la "desclasificación" de algunos papeles secretos en los que están referenciados Snowden o Assange). Se les exige que se sometan a vigilancia y acuerdos internacionales, y que dejen de ser una entidad privada para pasar a ser un organismo público (sorprende, o no tanto, que Capitán identifique lo privado como garantía de su libertad, independencia y condición de su buen hacer, y lo público como espacio dominado por intereses espurios y ocultos de las distintas naciones).

También te puede interesar

Download Links