Top PeliculasSeries Torrent
Los juegos del destino
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…

Calificacion 6.6
Género:

Comedia/ Drama/ Romance

País:Estados Unidos
Duración:120 min.
Año:2012
Director:David O. Russell
Reparto:
Bradley Cooper, Jennifer Lawrence, Robert De Niro, Jacki Weaver, Chris Tucker, Matthew Russell, Julia Stiles, Anupam Kher, John Ortiz, Shea Whigham, Brea Bee, Dash Mihok, Paul Herman, Bonnie Aarons, Luisa Diaz, Samantha Steffen

Los juegos del destino

Silver Linings Playbook
Opciones de descargaServidorIdiomaTamañoContraseña
Descargar UtorrentLatino1.80 GB
Descargar MegaLatino1.81 GB
Descargar 1fichierLatino1.81 GB
Descargar TurbobitLatino1.81 GB
Descargar StreamtapeLatino1.17 GB

Tras pasar ocho meses en un centro de salud mental por agredir al amante de su mujer, Pat (Bradley Cooper) regresa a casa de sus padres (Robert De Niro y Jacki Weaver). Aunque está decidido a hacer todo lo posible para recuperar a su ex-mujer, la situación cambia cuando conoce a Tiffany (Jennifer Lawrence), una chica con problemas y mala reputación. A pesar de la mutua desconfianza inicial, pronto surge entre ellos un estrecho vínculo que les ayudará a encontrar el lado bueno de las cosas. Los juegos del destino

 

Critica:

En el mismo instante en el que sale el «Directed by» final, una señora se levanta, y como con el regustillo a crítica fundada que deja decirlo, suelta algo así como «Muy predecible». Dos filas enteras escuchan el comentario. Aún escuchando como la saliva de la incontenida dama rompe airadas olas de sapiencia en muelas encantadas de recibir el roce del sonoro comentario, pienso «pues me la pela».

Porque El lado bueno de las cosas se ajusta, de principio a fin, a los tópicos de la comedia romántica prototípica y sus concesiones. Vistas dos, adivinada la estructura del resto… pero no vistas todas.

Lo que David O. Russell nos brinda aquí no es un alarde de inteligencia humorística o de buceo psicológico o filosófico. Y quizá esta sí sea una obra a la que colgarle la odiosa etiqueta de «comedia sofisticada» (que esta misma página asegura que compartiría con el truño de «La fiera de mi niña»), pero prefiero quedarme con que es una historia honesta, entrañable, bien medida y con aguda (que no, por ejemplo… «arrolladora») sensibilidad.

Tópicos, convención, sí. Pero bien usados, bien puestos, bien variados. Desde el espinoso tema de la inestabilidad mental, tratado con tanta ligereza como precisión (qué fácil es sentar el prejuicio en todo el mundo, qué cierto es que hay otros modos de ver las cosas), hasta el manido «supérate a ti mismo». Obviedades que convencen. No me atrevería a decir por qué siendo claro, pero sí que me atrevo a atribuir gran parte de la responsabilidad, además de a un buen hacer general, al halagado reparto.

Gana la Lawrence. Actrices cachondas las hay a palos. Muy pocas y en muy pocas películas consiguen invocar el amor imposible del espectador. Su personaje de mujer fatal que a la vez «breaks just like a little girl», con su carácter inteligente y su sinceridad brutal, expiadora, a parte de ponerme a saco, me enamora.

Súmale buena fotografía, otros semilocos majos y convincentes, buen rollete general, detalles que la hacen superar en profundidad a otras preciosas romanticonadas embobadas por su simplismo adolescente o por su agilipollada fabulación (este sintagma es nuevo), un poquito de Led Zeppelin para acompañar crisis de ansiedad, otro poco de The White Stripes para acompañar un baile de milagrosa «trascendencia» (no se emocionen con la palabra)… y ya está.
Aunque sea p r e d e c i b l e, y aunque sobre ella, por qué no decirlo (sin tirarse de los pelos, que en el fondo nos la pela también), quizá el negocio de las estatuillas haya levantado excesivo revuelo, tenemos una película divertida, bien hecha, para nada estúpida.

O eso o estoy hecho un blando cegato. (Posibilidad probable que no tiene por qué excluir todo lo anterior). O todo amabilidad.